Fotografía de la composición escénica: "Ardor dolido"


En la noche se detiene la arena del reloj
despierta al pecado que duerme.
La llama sinuosa del Edén
que aviva el viejo Satán
se revuelve cual animal en celo
en el costado del hombre postrado ante Dios.

Truenos impíos bramarán al alba.


© Mercedes Ridocci