CARNE INDEFENSA





Las uñas del tormento
le arrancó la piel a tiras.
En carne indefensa
sangra ahora
el lamento eterno del ciprés.



© Mercedes Ridocci