LA SAL DE LA NADA


La flecha del vacío
lanza la sal de la nada
adoba la carne viva
la suspende en el abismo.



© Mercedes Ridocci