SEDA DE PASIÓN HERIDA


Con hebras de dolor 
y punzadas de espinas
la mujer teje 
seda herida.

© Mercedes Ridocci