En la fosa del tiempo
habitan sombras soñadasde su estéril primavera,
las acaricia con lengua de fuego
afloran nítidas y ardientes
colman el vacío de su cuerpo antiguo
la soledad de su inconsolable espíritu.

Envuelta en polvo desoído
llora la inseparable y corpórea sombra de su vida

la que abriga su espalda.


© Mercedes Ridocci


Imagen: Busto de Clamille Claudel - Rodin