Ramas de hombre
abrazan el vientre de la mujer,
de sus labios de noche
florecen palabras calientes,
aquietan las sombras del sueño
cobijan luz de madrugada.

Mercedes Ridocci


Imagen: Orfeo y Eurícide de George Frederic Watts