En desierto que bulle verdores,
busco con mis dedos tu húmedo oasis,
socavan las corrientes de tus aguas,
minan las paredes de tu rugoso caudal.
Espasmos de tormenta
truenan en el centro de tu entraña,
ecos que sacuden los grumos de mi rauda oleada.

Poema e imagen - Mercedes Ridocci