Imagen- Detalle de la escultura de Rodin, “Amor fugitivo” 


Entre oxidados barrotes
de costilla de mujer,
el hombre de alas atadas
y lengua retenida,
sediento de jugo blanco,
se revuelve
entre inaccesibles senos de punta dorada
entre imposibles pubis
de estrías granas y calientes.


© Mercedes Ridocci




Ya no habrá primavera
para este deshojado cuerpo
desprende llamas de carne y piel
calcinan raíces
deshacen tiempos de esplendor
los sepulta.

Solo espera
el frío invierno.

© Mercedes Ridocci
Imagen: detalle de la puerta del infierno – Auguste Rodin

Filos de dientes rompen
en hilos trenzados,
cabezas apresadas
en huecos sin aire
bocas sin lengua
pupilas perdidas en córneas blancas.
Asfixiados, solos y pegados
atrapados en las redes
de una trama sin salida.

© Mercedes Ridocci