INQUINA PLEGARIA



Deseo lloverte y empaparte.
Deseo que me sueñes y despertarte.
Deseo llenar con palabras tu alma hueca.
Deseo abrir los poros de tu piel con caricias deshechas.
Deseo hurgarte y encontrarte.
Deseo herirte y no salvarte.
Deseo enamorarte,
retenerte con intangibles cadenas,
ser tu condena.
Y después… desterrarte y olvidarte.



© Mercedes Ridocci