LA ANTESALA DE LA MUERTE




El borboteo del oxigeno,
la respiración entrecortada,
los pasos silenciosos de las enfermeras,
árboles dibujándose detrás de los ventanales,
el sol se refleja sobre el rostro del moribundo,
la vida roza a la muerte;
mas la muerte, indiferente,
ya prepara la mortaja.



© Mercedes Ridocci