EL ESPEJO





Se miró en el espejo;
vio sus ojos secos
inundados de una vida no vivida,
de sueños no soñados,
de memoria sin recuerdos.

Vio sus labios marchitos,
brotados de palabras no dichas,
de gritos asfixiados,
de besos no besados.

Se miro en el espejo y solo vio el reflejo
de un baldío desierto.
Entonces lloró

© Lava del alma