DIOSA DEL AMOR Y DE LA NOCHE







Nocturnos mortales sueñan penetrar en tu morada divina,
abrazar la estrella que anuncia su entrada,
estremecerla con sus pubis hasta trocarla en luna.
Ceñir su carne henchida en tus paredes de roca blanda,
tentar tu fondo de cielo negro,
despertar al grito que gime en la profundidad de sus entrañas. 

Vaciarse en tu eterna belleza.
Morir en ti.

© Lava del alma

AÚN SE ESTREMECE




Fotografía de la composición escénica "Lamento"

Se me cayeron los ojos,
en sus lóbregas cavernas
aún aletea tu rostro en pedazos rotos
Se me cayó la lengua,
en su boca vacía
aún se agita tu nombre en letras deshechas
Se me cayeron las manos,
en su abandono
aún se revuelven tus dedos en calor quebrado
Se me cayó la entraña,
en su destierro
aún se estremece tu ausencia en eclipse rasgada


© Lava del alma




LUNA NEGRA






Nubes sin consuelo apagan la noche.
Tormenta de temblor convulso.
Rompen rayos de gemidos rotos,
truenos de alaridos broncos.
Húmeda y abatida soledad
en desierto extendida.

© Mercedes Ridocci