31/10/11

LA CENTELLA DE TU VÉRTICE- LA GUSPIRA DEL TEU VÈRTEX


Fotografía del álbum: "Luna de Hiel"


Traducido al catalán por Pere Bessó, poeta, traductor y filólogo.
Fuiste cielo blanco en noche negra,
la vía láctea de tu piel alumbró la sombra de mi espalda.
Fuiste arcilla en desierto de nieves,
el polvo rojo de tu boca vació la soledad de mi lengua.
Fuiste agua en cauce seco,
el rocío de tus dedos alzó colinas en el llano de mis pechos.
Fuiste llama en pavesa muerta,
la centella de tu vértice prendió en las gélidas hojas de mi escondido ababol.

(del poemario "Lava del alma" - Mercedes Ridocci)







LA GUSPIRA DEL TEU VÈRTEX





Fores cel blanc en nit negra,

la via làctia de la teua pell enllumenà l'ombra de la meua esquena.

Fores argila en desert de neus,

la pols roja de la teua boca buidà la solitud de la meua llengua.

Fores aigua en llit sec,

el ros dels teus dits alçà turons en el pla dels meus pits.

Fores flama en espurna morta,

la guspira del teu vèrtex calà en les gèlides fulles de la meua amagada rosella.       

 Comentario de Pere Bessó adjunto a la traducción.

Comentario adjunto a la traducción



Querida Mercedes:


        
Un poema erótico desde la evocación de un encuentro -real o imaginario-, tanto da, como si es la suma de varias historias o anécdotas que culmina con una metáfora altamente sugestiva, ay, que me hace recordar tiempos de mi niñez. Tarareo aquel tema cuyo autor se preguntaba:

“Amapola, lindísima Amapola,
No seas tan ingrata y ámame.
Amapola, Amapola,
¿Cómo puedes tú vivir tan sola?”

Y me gusta la oposición del frío y calor en relación al cuerpo encendido con las centellas del Amado/Amada (que ya está bien de masculinizar los roles
amatorios...)
Mis respetos,
Pere
                   



28/10/11

VIDA YERMA / VIAȚĂ PUSTIE


Imagen de Internet

(Inspirado en el poema SONAMBULISMO del poeta André Cruchaga)

VIDA YERMA

En el cavernoso ovario de la manzana marchita
- parida en negro vacío, abandonada en tierra de nadie -
fermenta la vida yerma.

Piel ajada, nunca rozada por yemas de apetito,
carne rancia, jamás mordida por ávida boca,
jugo seco y amargo por nadie gustado.


- Mercedes Ridocci

-Del poemario LAVA DEL ALMA



VIAȚĂ PUSTIE


În cavernosul ovar al mărului ce putrezește,
- rodit în negrul vid, abandonat pe pământul nimănui-
fermentează viața pustie.

Coajă uscată, nicicând atinsă de saliva apetitului,
carne râncedă niciodată mușcată de lacoma gură,
must sec și amar de nimeni gustat."


-din volumul LAVA SUFLETULUI-


- Traducción: Andrei Langa




26/10/11

PENSANDO EN CHRISTELL - PENSANT EN CHRISTELL


Fotografía del álbum: "Luna de hiel"


Traducido al catalán por Pere Bessó, poeta, traductor y filólogo.
http://www.pere-besso.com
El dolor preso
en el vientre del miedo
hoy se desagua
en violenta cascada
sobre angosta garganta

Mercedes Ridocci



PENSANT EN CHRISTELL


El dolor pres

al ventre de la por 
hui es desguassa
en violenta cascada
damunt de gola angosta
Comentario de  Bessó adunto a la traducción 



Querida Mercedes:


Advertimos la fuerza del poema -que yo leo de/desde desamor- justamente por su expresividad. Que el miedo pueda causar dolor, pueda ser doloroso, es algo que todos hemos percibido alguna vez. Hablo de sentir. Sin embargo, desde la brevedad, nada fácil asociar ese miedo que ahoga con algo que permita el asentimiento de lectoras y lectores lectores. Tú lo logras por partida doble. Por un lado, primera lectura: nos llevas a la metáfora del "vientre del miedo" y a partir de ahí desarrollas la lógica interna poética. Y así, desde lo puramente físico, fisiológico, uno puede imaginar -desde la experiencia de un "apretón" propio en algún momento de la vida- el inaplazable desagüe o vaciamiento de aguas mayores y menores. Sólo quien lo ha sentido, lo sabe. Es como una reedición de 'sangre, sudor y lágrimas'. Pero ese tratamiento simbólico es expresivo también por el contraste entre violenta cascada y angosta garganta. Más allá de los epítetos, sorprende y asusta tanta cascada para tan poca garganta. El desbordamiento ante insuficiente embudo. Y, por hipérbole, yo la sigo: el diluvio.

Sin embargo, podría darse implícita otra lectura, amiga. Heterodoxa, si se quiere. En la mitología griega aparecía como estrategia del padre de dioses y diosas, la lluvia de oro de Zeus para impregnar el cuerpo de ninfas y mortales. De aquí la apelación eufemística de "lluvia dorada" dada a una de las prácticas sexuales consideradas como desviadas, perversas, aberrantes o simplemente 'viciosas', por no hablar de la variante de diversas coprofilias.  


Justamente, primera y segunda lecturas, en amalgama, fuertes ambas, dan qué pensar. Pero, conozcamos o no Christell, destinatario real o ficticio, lo que al cabo no importa, he de resaltar, pues, que en esa brevedad nos acercas a la punzada del epígrama. Y permíteme que traiga paródicamente y fuera de contexto aquél verso de la oda del de Belmonte: "Qué descansada vida...

Un beso,
Pere



23/10/11

RAYOS DE CÓLERA

Fotografía de la composición escénica "Ardor dolido"


Rayos de cólera quiebran el árbol del perdón,
no hay piedad en el ronco trueno,
desdentada muerde la braca vieja,
carne de savia muerta.

Mercedes Ridocci.



20/10/11

LLUEVEN SOLES DE AMOR - (un poema de ANA MUELA SOPEÑA)

Fotografía del álbum: "Ardor dolido"

Ana, gracias por tan hermoso poema en el que se vislumbra el "yo poético" de en mis letras y mi danza.

Os invito a conocer su extensa y bien hallada poética.


A Mercedes Ridocci

Llueven soles de amor
por los entresijos de la herida.
Se mezclan en un ánfora de hierro
la belleza y lo oscuro más letal.
Los opuestos se tocan
en la infinita danza del eclipse.

Un instante de bruma
en los ojos del mundo imaginado.

Movimientos de niñas en un sueño
que se convierte en lúdica presencia.

Se derraman las lunas
por los escenarios del teatro.
En la respiración de los actores
hay un espectador que se entreteje
y pide la palabra para ser
creador por un día.

Llueven noches de muerte
por fantásticas grietas de placer.


Ana Muela Sopeña

PUBLICADO POR ANA MUELA SOPEÑA EN 19:25 4 GOTAS DE LLUVIA



16/10/11

HIJOS DE RENOVADA ENTRAÑA - FILLS DE RENOVELLADA ENTRANYA

Fotografía del film: "Lamento"

Traducido al catalán por Pere Bessó, poeta, traductor y filólogo.


Puertas cegadas por cierres oxidados,
persianas llorando en opaco desvencijo,
aire retenido y sofocado,
un manto de polvo ciñe cuerpos que velan fracasos.

Alas prietas aullaron cautivos vuelos
violando la sostenida y prescrita elipsis.
El caos destruyó el templo agostado,
entre sus escombros nacieron hijos de renovada entraña.


Mercedes Ridocci


FILLS  DE RENOVELLADA ENTRANYA
Portes obrades per panys rovellats,
persianes plorant en opac esvinçament,
aire retingut i sufocat,
un mantell de pols cenyeix cossos que vetlen fracassos.

Ales atapeïdes udolaren vols captius
violant la sostinguda i prescrita el·lipsi.
El caos destruí el temple agostat,
enmig dels seus enderrocs nasqueren fills de renovellada entranya.



                 Traduïda al català per Pere Bessó
     

14/10/11

LA ESENCIA DEL ARTE SEGÚN MERCEDES RIDOCCI



(para visualizar mejor el texto, pulsar imágenes)









La manifestación de mi esencia del arte  se ha publicado en  el blog del Artista  Anónimo de la Piedra como participación en El Ensayo de Arte Colaborativo denominado "La Esencia del Arte", donde diferentes artistas manifiestan lo que es para ellos la Esencia del Arte. 
Puedes ver el Ensayo "La esencia del Arte" en el blog de Anónimo de la Piedra picando en este enlace



11/10/11

VIENTOS DE FLEMA - VENTS DE FLEMA



Imagen del álbum: Ardor dolido"


Traducido al catalán por Pere Bessó, poeta, traductor y filólogo.

En garganta de escamas ocultas
desdoblados vientos de flema punzaron las sombras.
Una tormenta salobre anegó la quietud de la almohada.
El abrazo de la inflama apostasía
ardió en sábanas de zozobra.

Mercedes Ridocci



VENTS DE FLEMA
En gola de escames ocultes,
vents desdoblats de flema punxaren les ombres.
Una tempesta salobrosa negà la quietud del coixí.
L'abraç de la inflamant apostasia
cremà en llençols de sotsobra.



Comentario de Pere Bessó adjunto a la traducción.


"Un poema sugestivo por la lectura de claves que podemos abarcar: desde la lectura heterodoxa y, si se quiere, apóstata de la lectura de Jonàs y la ballena a la tormenta erótica y onírica de la mar del lecho cuyas sábanas, como en el epígrama de Donne, arden y zozobran. ¿Qué hacer? ¿Quedarse en el bajel del lecho y sucumbir entre las llamas o lanzarse a las procelosas aguas y perecer ahogado? 
En cualquier caso, el abrazo del fuego o de las aguas está oculto en las escamas de la garganta. O en su fiebre de flemas. Y frenta a ella, placer o pus, de nada vale la furia de los vientos."





8/10/11

ONÍRICO ENCUENTRO


Imagen - Mercedes Ridocci

Tiene cuarenta años. Entra en el café con el fulgor de quién aún cree en la magia de la noche. Lleva un vestido negro que acentúa su etérea delgadez, el pelo recogido resalta sus angulosos  y firmes pómulos, un fular rojo alrededor del cuello ilumina su tez morena y sus ojos limpios.
Se sienta en la mesa que da a la ventana y pide un café.
Detiene su mirada en el hombre acodado en la barra del bar. Es más bien alto, de unos cincuenta años, quizá. Le llama la atención la ajada chaqueta de lino blanco que remarca  la curva de su espalda donde parece encerrar el peso de una aplazada existencia, el sombrero negro que soslaya su misterioso rostro, la barba desordenada que deja ocultar una inédita nostalgia suspendida en un espacio intangible.
No puede dejar de mirarle. Un impulso inexplicable la lleva a sumergirse en la profunda oscuridad de sus ojos. Cuanto más se introduce, más se baña en transparencia.
Desvía la mirada hacía el mantel púrpura que cubre la mesa. Baja los párpados cegados y con los dedos de la mano dibuja con incendiarias caricias  el misterio desvelado: la línea hendida que divide su frente en surcos de anhelos extraviados, las cejas arqueadas y espesas que presiden sus ojos sin consuelo, la torcida y severa curva de su nariz, el grosor de sus labios tristes, la barbilla afilada apuntando al vacío, el volumen de su cabeza resonando melodías sin notas…

Si, no cabía duda, él era el hombre que esa noche había moldeado su sueño.


Mercedes Ridocci 

6/10/11

PRESAGIO


Foto montaje - Mercedes Ridocci

En los brazos de la tarde llegó al mundo una niña con ojos de miel.
Lleva en la frente el estigma del fuego, vivirá urdida en llamas;
en su boca, el soplo del huracán, arrasará caminos de piedras;
en su brazos, alas de fénix, renacerá  del fondo de los abismos;
en sus manos, amores sin fin, anunciará versos de pasión y ausencias;
en su vientre, la alborada del otoño,
alumbrará su vida de perennes sueños.

Mercedes Ridocci

4/10/11

ANGUSTIA



Fotografía de la composición escénica: "Luna de hiel"


Pasión que inflama la piel
se apaga en vena candente.
Agua de cenizas anegan ojos,
vísceras sin sangre rezuman
polvo hacia el aliento.
Rompen secos ahogos
en precipicios desiertos.


                                                   Mercedes Ridocci

2/10/11

DESERTÉ

Ciudad de León

         Ayer, tierra mía
deserté de tu barro, de tu agua, de tu niebla y de tu sol,
dejé mi infancia entre tus calles
resonando ecos de risas y juegos.

Hoy, tierra mía
        lloro sobre ausencias de barro, de agua, de niebla y de  sol.
        y me llama entre suspiros
        mi infancia abandonada.


Mercedes Ridocci.