Imagen de Fabio Keiner

El cerco del tiempo 
incesante y sostenido
les encerró en jaula abierta.
Maniatados por cadenas rotas
se arrancan las costillas del contenido deseo
se revuelven en las vísceras 
desgastadas de la espera.


© Mercedes Ridocci