31/3/12

MADRUGADA SIN ALBA

Fotografía de Luis López Algaba



Partió el vuelo del deseo,
alas de fuego cruzaron el océano.

En la orilla quedó
la marea sin agua,
el llanto de la arena,
un pozo de silencio,
la madrugada sin alba.

Mercedes Ridocci

23/3/12

GÁRGOLAS DE LUZ

Fotografía de Raúl Peñaloza de Moure


Sobre arrugas de tierra
en instantes de lluvia,
gárgolas  de luz
sentencian cadenas de inviernos
a las osadas primaveras
que guardan mis ojos.

Mercedes Ridocci.



21/3/12

LLORAN LOS SENOS SECOS - PLOREN ELS PITS SECS

Fotografía: Joaquín Benito Vallejo


Traducido al catalán por Pere Bessó, poeta, traductor y filólogo




Brisa en tus manos,
aire que anida
alba en mi vientre,
rocío en los senos.

Súbitos rayos sin alma
acuchillan el amanecer de mi entraña,
corren hilos de sangre
en el cauce del trueno.
Lloran los senos secos.

Mercedes Ridocci



PLOREN ELS PITS SECS


Brisa en les teues mans,
aire que nia
alba al meu mi ventre,
rosada als pits.

Sobtats llamps sense ànima
acoltellen el llostreig de la meua entranya,
corren fils de sang
en el llit del tro.
Ploren els pits secs.


Comentario de Pere Bessó adjunto a la traducción


Bello poema el tuyo con una estrategia de escritura clara, sin tapujos, subterfugios ni veladuras barrocas: interacción entre las fuerzas de la Naturaleza (brisa, alba, amanecer, rocío, rayos, trueno) y las de tu ser (manos, vientre, senos, sangre, entraña. alma).

Y un detalle digno de comentario. Tu poema es esencialmente denotativo -sustantivo-, por eso llamo la atención de tus lectores y lectoras en lo intencional del único adjetivo que acentúa el contraste y confiere no poco dramatismo: ay de esos pechos secos que lloran sangre...!

Un beso.

Pere

19/3/12

EN VACÍO - EM VAZIO

Imagen del pintor: Guillermo Meza

Traducido al portugués por Tania Alegria
Inspirado en las lecturas de su blog 



Amantes de universos sin rostro
acallan la herida de tu inercia,
encienden lágrimas en tu angosto desierto,
colman el hambre de tu cuerpo con engañosos placeres,
tiñen de púrpuras mentiras
la desvaída sangre de tu vida.


Mercedes Ridocci



EM VAZIO


Amantes de universos sem rosto
calam a ferida da tua inercia,
acendem lágrimas no teu estreito deserto,
colmam a fome do teu corpo con enganosos prazeres,
tingem de púrpuras mentiras
o desbotado sangue da tua vida.


13/3/12

LA MUJER QUE LLORA POR UN SOLO OJO – TRADUCIDO A TRES IDIOMAS –



Poema publicado en el blog Poesía de Mujeres editado por Ana Muela Sopeña



Traducido a tres idiomas:

CATALÁN - PERE BESSÓ - 



PORTUGUES – TANIA ALEGRIA -





RUMANO – ANDREI LANGA -




LA MUJER QUE LLORA POR UN SOLO OJO

En el párpado abierto de la noche habitan las ausencias muertas.
Con cálidas lágrimas negras, aviva las estrellas esparcidas en un cielo frío.
Con el manto de la memoria abriga sus nombres de la nada, las cenizas las torna fuego y los silencios callan.


Mercedes Ridocci- España


*****

LA DONA QUE PLORA D'UN SOL ULL

En la parpella oberta de la nit habiten les absències mortes.
Amb càlides llàgrimes negres, aviva les estrelles esparses en un cel fred.
Amb el mantell de la memòria abriga els seus noms del no-res, les cendres les torna foc i els silencis callen.


Mercedes Ridocci- España
Traducción al catalán: Pere Bessó


*****

A MULHER QUE CHORA COM UM SÓ OLHO

Na pálpebra aberta da noite habitam as ausências mortas.
Com cálidas lágrimas negras, aviva as estrelas espalhadas num céu frio.
Com o manto da memória abriga seus nomes do nada, às cinzas transforma em fogo e os silêncios calam.


Mercedes Ridocci- Espanha
Tradução ao português: Tania Alegria


*****

FEMEIA CARE PLÂNGE CU UN SINGUR OCHI

Sub pleoapa deschisă a nopții locuiesc absențele moarte.
Cu lacrimi calde și negre, însuflețește stelele împrăștiate pe un cer friguros.
Cu plapuma memoriei îmbracă numele lor născute din nimic, peste scrum toarnă foc și tăcerile tac.


Mercedes Ridocci- España
Traducción al rumano: Andrei Langa




3/3/12

EL HORIZONTE DEL DESENCUENTRO


Foto-montaje de una fotografía del álbum: "Ardor dolido"



Somos,
dos brazos de mar que nunca se alcanzan,
dos islas mirándose en el horizonte del desencuentro,
dos sombras que jamás brillarán bajo el lienzo rojo del atardecer.
Dos truenos, dos rayos sin tormenta.
Dos huecos insondables.




Mercedes Ridocci