BILIS DE LA NOCHE


Fotografía del álbum: "Ardor dolido"



La nausea se apoderó del día,
el vómito se atascó en las tripas de la tarde,
esparciéndose en las bilis de la noche.


© Mercedes Ridocci




Tejeré una cuerda con la fibra de mis versos

prenderé en ella con la fuerza de la llama.
Bajaré hasta las aguas que anidan 
en el pozo de la noche. 

Destrenzaré mis versos 
y mi cuerpo flotará entre dedos 
que se pierden en la jungla de mi pelo

entre filos de lengua que naufragan en mi boca
entre brazos que ciñen la órbita mi cintura
entre piernas que trepan la falda de mi cadera
entre el néctar agitado que sosiega mi delirio. 


© Mercedes Ridocci



LA SENDA DE LOS SUEÑOS FURTIVOS




Llegó  por la senda de los sueños furtivos
oscureciendo a la luna
horadando el umbral de mi deseo.

El rostro oculto por la sombra del misterio
sus pechos altivos enarbolan la noche 
la seda de su falda derramándose entre los muslos
sujetan su desnudez.

Se fue dejándome el perfume de sus muslos
envuelta mi espalda con la seda de su falda.


© Mercedes Ridocci



QUEDAMENTE





Quedamente
con sigilo
–rumor de suave lluvia–
entraste en mi vida.

Ayer callado silencio
hoy sonora melodía.

© Mercedes Ridocci