27/1/12

EL OESTE DE MIS OJOS



 Imagen descargada de google





Haces de fuego cubrieron el cielo de tu morada.
 Llamas vertieron en el piélago oeste de mis ojos.
Candentes sismos de ausencia 
agitaron al atávico Ladón que guarda mi atardecer.
Espumarajos de cien lenguas negras
oscurecieron tu extensa y desolada madrugada.


Mercedes Ridocci