Viñedos de uva roja maduran en tu boca
sobre mis labios viertes vino de sangre nueva.
Semillas de fuego anidan en tus manos
siembras llamas olvidadas
en el heno de mi espalda.


© Mercedes Ridocci