NO HUYAS





Cuando el dolor enseña sus fauces,
ábrete a sus dentelladas,
revuélvete en el río de su sangre,
con brazadas de arrojo
nada en su caudal,
llega a su término,
estuario donde sus aguas se pierden.

© Mercedes Ridocci

DONDE QUIEBRA EL JUNCO




A veces…
en la noche …
amanece el desconsuelo 
en la tierra donde quiebra el junco
y el sauce se ahoga en llanto.


© Mercedes Ridocci