QUIÉREME


Fotografía - Joaquín Benito Vallejo

Quiéreme
cuando mi cuerpo amanece en tus dedos,
y se confunde en tu boca

Quiéreme
cuando la noche es monstruo
y  mi voz te llama.

Quiéreme
cuando  nuestros pasos laten al unísono
y las manos ondulan melodías

Quiéreme
cuando mis palabras  se confunden,
y  turban tu aliento.

Quiéreme
cuando mis manos penetran tu carne
y el alma brota en sus grietas.

Quiéreme
cuando en tus ojos se desata el cielo negro
y llueve en los míos.

Quiéreme
cuando me quieres
Quiéreme …
incluso cuando me odias.




© Mercedes Ridocci