26/6/16

CREÍMOS



Mi agradecimiento al escultor Amancio González por cederme la imagen de su escultura - Pastores 2002 - para ilustrar este poema.
Os invito a visitar su Web: http://www.amancio.eu



Tú y yo,
vías paralelas,
rectas, perfectas equidistantes
casi rozándose,
acariciando alientos
con olor a invierno.
Creímos en la curva latente,
en el oculto quiebro,
en certera convergencia.
Negamos, que tu recta y la mía,
talladas en piedra,
esculpidas por el déspota cincel,
arraigadas en férrea raíz,
jamás cederían.

Mercedes Ridocci



EL ÁRBOL VENCIDO


Las raíces se pudren,
el tronco se resiste,
más la savia se consume.
Las ramas se derrumban,
sangran lodo las yemas de sus hojas.
Se ahoga en el fango del fracaso.

Mercedes Ridocci