2/11/16

FUEGO QUIETO


En el fuego quieto,
cansado de sus vísceras agitadas,
abrigado por la escarcha de pasiones muertas,
reposará por fin mi alma inquieta.
Mercedes Ridocci