2/2/17

CUANDO LAS PALABRAS YA NO PUEDEN DESTRUIR DISTANCIAS


- A mi madre -


Las palabras se ocultan en

la niebla que cubre tu mente

desaparecen en el laberinto velado,

ya no pueden destruir distancias.



Impotente…

mi mano quiere tocar tu mano

mis labios besar tus párpados

mis brazos arropar tu cuerpo,

buscar un resquicio de luz.


Entonces…

la sábana negra de la noche

cubre mi rostro

me ahogo en el suspiro

del abismo que me aísla de ti.



© Mercedes Ridocci