El reloj, incesante,
marca el tiempo
al igual que mi dolor.

El humo del cigarro se disipa
en círculos concéntricos,
mi dolor es un círculo perenne
ceñido sobre si mismo.

Apuro el café amargo,
amargo como el tormento.

Mercedes Ridocci

(Imagen descargada de google.)

 


Desperté con la venda de la tristeza,
lenta y densa se adhirió a mi rostro
derramándose líquida hacia mis pies.
Desafiándola, me puse un alegre vestido
arrojándome a la mañana que con su risa me insultó
-a la tristeza es inútil engañarla-

Me empapé de su adagio sin miedo y sin reserva,
comprendí que la tristeza sosegada y silenciosa
volvería a descansar bajo mi almohada.

Mercedes Ridocci.

Imagen - René Magritte

DESDE MI VENTANA


Despierta la aurora
corre el galgo en el parque
baila la hojarasca
susurra el gorrión
crotora la cigüeña en la torre
resplandece el rocío de los árboles
silba el paseante
bancos que esperan madres
columpios que aguardan niños.

Y yo
flor marchita.

Mercedes Ridocci