15/5/24

 


En cada inspiración

el dolor se manifiesta

En cada expiración

la muerte se acerca.

Poema e imagen - Mercedes Ridocci

13/5/24



Me acostumbré a verte triste,

a tus ojos apagados

y a tu boca apretada,

a tu espalda encorvada

y a tus piernas azuladas.

a tu lamento silenciado

y a tu bata deshilachada.

Te miraba sin decirte nada

mientras hablaba y hablaba

para ahogar el llanto.

Mercedes Ridocci

Imagen - Francisco Pérez Soto.

7/5/24

VENTANA EN EL UNIVERSO




Cuando ya no esté aquí

y la nada me lleve

donde brillan las estrellas

anhelaría que hubiera

una ventana en el universo

que diera a la tierra

y ver a mi hijo.

Saber

en qué lugar vive

si tiene trabajo

amigos

mujer

hijos

si recuerda mis abrazos

pero sobre todo...

SABER SI ES FELIZ.

Mercedes Ridocci

Fotomontaje - Mercedes Ridocci

28/4/24

SUEÑOS NEGROS



La noche la envolvió en sueños negros,
desnuda y mojada,
suplica una toalla
en un espacio caótico
donde nadie la ve.

Despertó ceñida
en sábanas deshechas
de lluvia, rayos y truenos.


Mercedes Ridocci

Imagen del artista plástico Javier Marín

7/3/24

RUINOSO ATARDECER


La mujer, bajo el paraguas
de una lluvia encolerizada
que no cesa,
brama entre calles solitarias.

El hombre, hundido en el sofá,
la boca apretada
y los ojos prendidos entre
las letras del gran libro de los enigmas
espera a la mujer.

En el cielo dos nubarrones
con fauces de lobo
se esconden detrás de tierras solitarias
con cielos sin cimientos
alertas, esperan la inevitable caída,
lluvia de sangre
inunda el ruinoso atardecer.

Del poemario "Calladas soledades" - Mercedes Ridocci.

Imagen de archivo personal.

5/3/24


Ardo en fuego que no puedo apagar
mi cuerpo es un desierto
los árboles que me habitaban
fueron talados hace tiempo.

Mercedes Ridocci

Fotografía de la performance O las estaciones.




4/3/24


Te pregunto: ¿me quieres?
me respondes: te quiero
sin mirarme a los ojos.
Mercedes Ridocci

Imagen descargada de google


  En cada inspiración el dolor se manifiesta En cada expiración la muerte se acerca. Poema e imagen - Mercedes Ridocci